Derbi Betis Sevilla: El rompecabezas de Julen para el derbi

, FUTBOL FANTASY

Antes de medirse al Lille, el pasado martes en Champions, la mayor parte del sevillismo se inclinaba a pensar que su entrenador repetiría casi al completo la alineación que presentase en el duelo europeo y, posteriormente, en el derbi frente al Betis. Se pensaba que la victoria europea era obligada y con ese equipo se podría asaltar Heliópolis La única salvedad se centraba en que, al ser fuera de casa, Lopetegui apostase por meterle un punto aún más físico a su equipo, fortificándose en alguna zona del campo, como la medular. La derrota en Champions ha hecho que el plan salte por los aires. En el peor partido del curso, las dudas han aparecido y existen muchas incógnitas en cuanto al once que presentará el domingo.

La única baja que tiene la plantilla sevillista, toda vez que se ha recuperado durante la semana Papu Gómez, es la de Jesús Navas, quien no volverá a competir en lo que resta de 2021. La solución lógica es la de Gonzalo Montiel, quien todavía no ha sido capaz de completar más de 60 minutos en los cinco partidos en los que ha tenido alguna participación desde que firmó por el Sevilla. Es el lateral derecho suplente y suya debería ser la banda del Villamarín. ¿Seguro? Lopetegui siempre dice de sí mismo que es muy lógico en sus planteamientos y se aleja de aventuras. La única opción para mantener la defensa de cuatro sería la de mover a Koundé y alinear a Rekik junto a Diego Carlos. Extraño. Menos lo sería una defensa de tres, aunque la experiencia de cinco minutos en Mallorca lo desaconseja.

En el centro del campo se abre un nuevo abanico de posibilidades. Si el martes por la mañana nadie hubiese sacado del equipo a Thomas Delaney en lo que restaba de curso, lo cierto es que el entrenador terminó enfadado por la actuación del danés. No sólo por su absurdo penalti, sino porque no le dio al equipo la pausa que habían hablado en el vestuario. Jugó precipitado. Jordán salió en el segundo periodo. El partido se había vuelto loco. Nadie ayudó a bajar las revoluciones. Viendo el poderío ofensivo del Betis, la fórmula de tres centrocampistas de mayor contención es una opción, con Rakitic y su experiencia llamando a la puerta. Óliver, Papu y Óscar deberían esperar su oportunidad.

En-Nesyri, aún sin fuelle

Ya para la parte de arriba, el cuerpo le pide a Lopetegui sacar lo mejor que tiene. En las áreas estará el partido. Y la amenaza de En-Nesyri es, hoy por hoy, mayor que la de Rafa Mir, quien tiene unos números anotadores en Liga importantes. Sin embargo, el marroquí no está recuperado del todo de su lesión muscular y se encuentra lejos de su mejor versión. Con el de Cartagena como presumible ‘9’, y Ocampos inamovible en la izquierda, más aún tras sus dos goles, la duda radica en si Suso será quien ocupe el extremo o por el contrario será Erik Lamela, quien congenia bien en ataque con Montiel, el supuesto lateral derecho. Además, el ’17’ le da al equipo un punto más físico en defensa y velocidad en las transiciones.

Lopetegui tiene trabajo por delante. Sobre todo el de aclarar su cabeza. Y pedirle igualmente a sus jugadores que no pierdan la esencia. En cada campo importante que el Sevilla de Julen ha visitado, independientemente del resultado, su Sevilla ha salido a atacar y sorprender. Cambios de sistema, utilizando falso ‘9’ o asumiendo más riesgos de los habituales. El entrenador sabe que al Betis se le daña yendo arriba, aunque tampoco le gusta ni interesan los partidos de ida y vuelta. Su alineación marcará el escenario. ¿Qué hará Lopetegui? Menuda incógnita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad