Valencia CF: Piccini y su interminable recuperación: «Lo que me ha pasado a mí no se lo deseo a nadie»

, FUTBOL FANTASY

Actualizado

Cristiano Piccini volvió a jugar un partido de fútbol este fin de semana contra el Villarreal. El futbolista entró en la segunda parte, en el minuto 82, en sustitución de José Luis Gayá. Más que al tiempo que llevaba sin jugar, su último encuentro fue la temporada pasada ante el Eibar el 16 de mayo, el lateral italiano volvía a ver de nuevo la luz al final de un túnel que parece no tener fin. Desde el 28 de septiembre de 2019, cuando se rompió la rótula en un entrenamiento en Paterna, aún con Marcelino como entrenador, Cristiano Piccini ya no es el mismo.

Y lo reconoce en un sincera entrevista en los medios oficiales del club. Desde aquel fatídico día, sólo había podido disputar 124 minutos de competición oficial en cuatro partidos -uno con la Atalanta y tres con el Valencia-, a los que ahora se suman los ocho que añadió en el derbi frente al submarino: «Obviamente siento alegría y felicidad. A diferencia de la última vez que jugué el año pasado, este año he entrado con otras sensaciones. Me encontré muy bien, listo para competir y creo que en el poco tiempo que jugué se vio. El estadio estaba muy bien, lleno, el año pasado no era así. El recibimiento fue muy caluroso y emocionante para mí. Significa cerrar un círculo complicado a nivel personal».

He tenido días e incluso semanas de bajón emocional, de decir ya no puedo más y quiero dejarlo

Solo Piccini sabe de verdad lo que le ha pasado y cómo le ha afectado. Apenas cinco ratos de juego durante más de dos años, tras una cirugía muy agresiva en la rodilla y una recuperación que parecía no tener fin.: «Lo que me ha pasado a mí no se lo deseo nadie, creo que muchos no habrían podido salir de una lesión tan complicada», sentencia el lateral italiano. «Creo que, al final, cuando te encuentras en situaciones adversas y difíciles de alguna manera tienes que reaccionar, yo he sabido hacerlo. No niego que ha sido difícil, he tenido días e incluso semanas de bajón emocional, de decir ya no puedo más y quiero dejarlo. He llegado a pensarlo, pero al final el trabajo tiene su recompensa siempre«.

El propio futbolista del Valencia reconoce que ha demostrado un carácter y una entereza que, vista ahora con perspectiva, creía que no habría sido capaz: «Me ha sorprendido verme reaccionar a todo esto. Ha sido una lesión muy dura, con recaídas que no han parado durante dos años, parecía que estabas ahí y luego ibas dos o tres pasos por detrás. Así se hace complicado. Lo que me ha sorprendido es la constancia y las ganas de querer volver. Lo he conseguido y estoy muy orgulloso de mí, en este momento estoy muy feliz».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad